Diarios de despertar – Emergencias espirituales, aniversarios y ciclos

 

 

Emergencias espirituales, aniversarios y ciclos

Hola querido, que has pasado por aquí hoy para leer estas reflexiones sobre “emergencias espirituales, aniversarios y ciclos”. Escribo especialmente hoy porque estoy celebrando uno de estos.

Los aniversarios espirituales, como decidí llamarlos, después de hablar con un amigo muy especial sobre estos días importantes, son esas fechas especiales en las que celebras o recuerdas una fecha importante o un período de tu vida en el que tuviste una profunda experiencia espiritual que te ayudó a cambiar el curso de tu vida como era antes.

Algunas personas han llamado a estos momentos en el tiempo “emergencias espirituales“, y los primeros en acuñar el término fueron Stanislav Grof y Christina Grof (1989) y me gusta mucho el término porque es como si la vida supiera que hay algo muy urgente -una emergencia- que debe ser atendida, y la vida misma encuentra sus formas perfectas para que superes la emergencia y también te asegures de que se atienda de la mejor manera posible de acuerdo con tu camino de vida.

Todos sabemos que durante las “emergencias” pueden ocurrir muchas cosas, y la mayoría de ellas son impredecibles.

“[…] las experiencias espirituales profundas son grandes regalos. Abren nuestra mente a nuevas formas de ser, nuevas formas de amar, nuevas posibilidades.” (Carroll, 2007)

Antes de la emergencia que experimenté, no sabía que me estaba acercando a -un período de emergencia- pero la vida me había estado dando indicios de que algo importante tenía que suceder para encontrar el equilibrio y un nuevo curso en mi camino de vida. Había estado orando durante horas y días interminables pidiéndole a Dios que me ayudara a encontrar una solución sobre varios dilemas abrumadores de la vida, y a veces me sentía desesperada como si estuviera sola “en la oscuridad”. Sin embargo, también tuve esos momentos de profunda certeza de que estaba siendo sostenida por el infinito amor de Dios y sabía que sólo necesitaba ser paciente y soportar cualquier prueba que se me presentara.

Después de un largo período de sentirme así, el pico de la “emergencia espiritual” llegó y la vida encontró sus propios caminos perfectos para ayudarme a resolver todos esos dilemas de una manera que nunca antes había esperado.

Estas fechas tan especiales también marcan un ciclo, un ciclo en nuestra evolución espiritual colectiva, porque no estamos de ninguna manera separados unos de otros. Cualquier claridad que obtengas a través de tu propia experiencia, va a permanecer como una huella en la consciencia colectiva, para que otros puedan nadar a través de ella con este precioso conocimiento que nuestra “consciencia única” aprendió a través de tu propia “consciencia individual”.  Referirse a ella como “consciencia individual”, es una manera de denotar esta huella específica de la consciencia que es el observador de sus propias experiencias de vida, que realmente es parte de ese mismo colectivo o “consciencia única”. Por lo tanto, cualquier claridad que obtengas, será transferida a esa “consciencia única” y nos ayudará a todos a avanzar hacia nuestra evolución espiritual colectiva.

“La otra gran necesidad de un individuo en una crisis espiritual es la de ser escuchado y comprendido. Así que es esencial que una persona Alter Ego tenga la capacidad de escuchar desde el corazón y mantener una mente abierta. Esto significa no juzgar los datos presentados, incluso cuando suene muy raro.” (Carroll, 2007)

Me ha sorprendido realmente lo mucho que la “emergencia espiritual” que se me presentó el año pasado, me mostró muchas de las cosas que estamos experimentando en este momento y las profundas transformaciones que estamos atravesando ahora mismo como colectivo. Pude ver e intuir lo mucho que muchas de las estructuras que hemos dado por sentado durante tanto tiempo se iban a desmoronar, para que podamos dar a luz una Nueva Tierra y una Nueva Humanidad, que ya se ha estado gestando durante mucho tiempo antes de que muchos de nosotros hayamos podido experimentarlo o tener indicios de ello.

Cualquier claridad que obtengas a través de tu propia experiencia, va a permanecer como una huella en la consciencia colectiva, para que otros puedan nadar a través de ella con este precioso conocimiento que nuestra “consciencia única” aprendió a través de tu propia “consciencia individual”.

Esta Nueva Tierra y la Nueva Humanidad que la vida ha estado manifestando durante mucho tiempo está pasando por un gran período de profundas transformaciones. Es como cuando una mujer está embarazada, y ha estado gestando a su hijo durante un largo período de tiempo en su vientre sintiendo todo tipo de profundas transformaciones en sus cuerpos físico, mental y emocional. Entonces, el momento de dar a luz se acerca. Pueden surgir sentimientos de ansiedad y miedo, o de expectación y profunda alerta o sentimientos de incertidumbre, y también la humilde aceptación de “lo que es”. Esto es exactamente por lo que estamos pasando ahora mismo. Sabemos que hay “algo que está pasando”, un gran algo que está pasando o gestándose “detrás de cámaras” que sabemos que es más grande que nosotros. Y porque sabemos que es más grande que nosotros, lo mejor que podemos hacer durante este tiempo es rendirnos a esa inteligencia mayor y saber que todos seremos atendidos de la mejor manera posible de acuerdo a nuestro camino de vida.

Así que realmente no hay nada que temer, sino aceptar, que en última instancia lo que sucede, es lo que tenía que ser desde el principio de los tiempos.

Todos estamos pasando por una enorme emergencia espiritual en este momento, y necesitamos abrazar todas las emociones que se presenten, como esa madre que no tiene certeza de cuál va a ser el resultado de su embarazo, y va a la sala de emergencias, o a cualquier lugar donde la vida ha decidido que dé a luz a su bebé, y se entrega a “lo que es”. Cuanto menos se rinda, más dolorosa será la experiencia para ella y el niño.

Todos sabemos que durante las “emergencias” pueden ocurrir muchas cosas, y la mayoría de ellas son impredecibles.

Dios necesita que nos rindamos y nos entreguemos durante este período, y que confiemos en que estamos siendo bien atendidos en todos los niveles. Esto no significa que no habrá pérdidas; esto significa que cualquier pérdida o ganancia que enfrentemos será en última instancia una ganancia en el reino espiritual del que todos formamos parte.

“A lo largo de nuestra vida, y especialmente en tiempos de crisis, sentirse amado incondicionalmente es la vía rápida para la recuperación.” (Carroll, 2007)

Es especialmente importante para nosotros, durante nuestra emergencia espiritual colectiva, recordar que somos amados incondicionalmente por Dios y que el universo nos sostiene con su abrazo amoroso todo el tiempo, a pesar de lo desalentador que pueda parecer para nosotros.

Todos estamos pasando por una enorme emergencia espiritual en este momento, y necesitamos abrazar todas las emociones que se presenten.

Dios necesita que nos rindamos y nos entreguemos durante este período, y que confiemos en que estamos siendo bien atendidos en todos los niveles.

Los dejo con un hermoso artículo escrito por Marlyse Carroll sobre la importancia de las emergencias espirituales en nuestro tiempo de vida, y también estos videos muy alentadores del Dr. Stanislav Grof y el Dr. David Lukoff y el artista Wenzl McGowen que pueden darles más claridad de la importancia de las “emergencias espirituales” y la sabiduría que hay en ellas.

“[…] estos estados no ordinarios [que] son curativos y transformadores y son potencialmente evolutivos y también tienen lo que llamamos valor heurístico porque pueden aportar información absolutamente nueva sobre la psique, sobre la naturaleza humana, sobre la naturaleza de la realidad” – Stanislav Grof

 “Nuestras mayores bendiciones nos llegan por la vía de la locura, siempre que la locura nos sea dada por un regalo divino” – Platón

Una sala psiquiátrica no es el lugar para compartir revelaciones místicas sobre el despertar.” – Kara-Leah Grant

Confío en que el universo y el infinito amor de Dios y la inteligencia divina nos llevarán a través de esta emergencia de la manera más perfecta.

Con profundo amor y gratitud hacia tí,

Gracias a todas esas bellas almas que me han acompañado en estos tiempos difíciles y a Dios por haberme tomado de la mano todo el tiempo y seguir mostrándome el camino con su infinito amor incondicional. Los amo a todos con todo mi corazón.

Ana Maria

Muchas gracias por leer.

Si encontraste algo interesante al leer este artículo, por favor comenta abajo, o ponte en contacto con nosotros.

 

 

1 thought on “Diarios de despertar – Emergencias espirituales, aniversarios y ciclos

  1. Hermosa reflexión de transformación espiritual, tan necesaria y bienvenida en estos tiempos de cambio e incertidumbre para toda la humanidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *