De la vergüenza a la apertura

Hace algunas semanas, tuve una idea sobre la importancia de reemplazar la vergüenza por la apertura en mi vida y permitirme brillar con toda la belleza que hay dentro de mí para que el mundo la vea.

Sé que esto es verdad para todos nosotros.

¿Desde cuándo la vergüenza comenzó a reinar en nuestro mundo?

¿La vergüenza va de la mano del miedo?

Supongo que la vergüenza y el miedo van de la mano, y tienden a alimentarse mutuamente. Cuando el amor es lo que reina, no hay lugar para temer que la vergüenza esté presente a medida que adquirimos la capacidad de aceptar y dejar que las cosas sean como son.

De la misma manera, cuando permitimos que el amor sea, podemos vivir desde nuestra esencia.

¿Qué nos falta para confiar totalmente en los resultados de nuestras acciones?

¿Tenemos que dar un paso atrás en cada situación que enfrentamos y dejar que sea como debe ser? Podemos salir de situaciones por amor, miedo y vergüenza, y esta elección hace una gran diferencia.

¿Cuál es el resultado cuando tomamos distancia de la vida por vergüenza?

¿Cómo cambia este resultado cuando tomamos distancia con amor y permitimos que la vida sea?

¿Cuándo exactamente es el momento adecuado para que retrocedamos de las situaciones?

Podemos salir de situaciones por amor, miedo y vergüenza, y esta elección hace una gran diferencia.

Parece que la vida se trata de entender esta danza de ponernos dentro de las situaciones y alejarnos de ellas mientras somos conscientes de las fuerzas que están impulsando nuestras acciones.

¿Es amor o miedo lo que nos mueve? ¿Es la vergüenza o la apertura lo que acogemos en nuestra vida?

¿Puedo permitirme eliminar todos los obstáculos y barreras que he acumulado a mi alrededor oscureciendo mi propia luz que está pidiendo de muchas maneras poder brillar?

¿Puedo vivir desde la apertura, el amor y la confianza, en lugar de la vergüenza y el miedo? ¿Cómo se siente este nuevo yo?

Si te gustó esta publicación y / o la encontraste útil, compártela con alguien que le guste o que se beneficie al leerla.

Además, si crees que la vergüenza ha estado presente en tu vida y te ha quitado la posibilidad de estar abierto a tu propia belleza, escribe en la sección de comentarios a continuación o envíanos un mensaje diciéndonos cómo crees que la apertura pudo o ha contribuido en tu vida.

¡Gracias!

Nos vemos dentro de poco 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *